11/1/08

Para acabar el día con un chiste

 

El dueño de una farmacia ve que hay un hombre apoyado en una pared y con muy mala cara desde hace rato. Se acerca a su ayudante y le dice:
- ¿Qué ocurre con ese hombre?
- Pues mire... vino esta mañana a por algo contra la tos, pero como no pude encontrar el jarabe, le di una botella entera de laxante.
- ¿Pero tú eres imbécil? No puedes curar la tos con laxante!
- ¿Cómo que no? Tú fíjate bien... no se atreve a toser!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Web Analytics